“Me resulta patético leer que no hay libertad de prensa”



Además de su programa de radio y el fútbol al mediodía, conduce el noticiero central de CN23. “No es momento de grises”, afirma.

En la calle, los camioneros le tocan bocina mientras él posa con su sonrisa característica para la lente del fotógrafo. Adentro, sus dos hijos perfeccionan el saque ante la atenta mirada de un profesor de tenis. Diego “Chavo” Fucks acaba de terminar la entrevista con Veintitrés y se dispone a continuar con su ajetreado día laboral que, durante la semana, comienza a las cuatro de la mañana –para preparar Ojos bien abiertos, el programa de radio que conduce todas las mañanas de 6 a 9 por La Mega–, continúa con su participación en 90 minutos de fútbol –por Fox Sports de 12 a 13.30– y que concluye con el noticiero CN23 Central –de 19 a 21.30 por CN23–. Son las cuatro de la tarde y el atardecer se anticipa en los ojos achinados del Chavo. La noche anterior quedó lejos y la siesta de media mañana ya parece añeja. Es hora de partir el día otra vez y empezar de nuevo. Abrazo de oso y hasta la próxima.

Una hora antes, en la mesa de un bar –debajo de la Autopista 25 de Mayo–, el Chavo despliega la misma verborragia ya sea para hablar de política, fútbol o de espectáculos. Los medios pican en punta en su preferencia. Y el motivo no es casual. A partir del 1 de octubre, la señal de noticias CN23 –al aire desde abril– se incorpora en el canal 8 a todas las compañías de cable como parte de la nueva grilla surgida de la nueva Ley de Medios. “Es una noticia muy importante –asegura el Chavo–. Si la gente pone TN, Canal 26 o Crónica será porque les gusta más que nuestro programa, porque recién ahora la grilla es pareja.”

–¿Y de qué manera CN23 Central se diferencia de los otros canales de información?

–La diferencia está en el enfoque. Los noticieros se inundaron de policiales porque dan rating y al periodista que los comenta no le genera compromiso de opinión. Un periodismo que deforma opinión y que te hace creer que cada vez que vayas al banco te van a pegar un tiro o que todos los motoqueros son chorros. En América y TN los policiales tienen una utilización política.

–Es su primera vez al frente de un noticiero. ¿Le parece una propuesta arriesgada?

–Sólo había conducido noticieros deportivos. Pero hice mucha radio y eso me da un movimiento bárbaro. Con Aire comprimido, junto a Zloto, me tocó el 2001 y 2002. Era tremendo. En ese momento hice la colimba en relación con la política.

–¿Cómo evalúa la actualidad política en relación con los medios?

–Estamos en una época muy particular de la política. Lo disfruto. Por primera vez en el periodismo cada uno está mostrando para quién juega. O, por lo menos, desde dónde discute, porque nos habíamos acostumbrado a cambiar de lugar todo el tiempo. Es como jugar con alguien que tiene las cartas marcadas. Ahora sabemos dónde están Morales Solá, Magdalena Ruiz Guiñazú o Luís Majul.

–¿Y dónde están?

–Del lado de las corporaciones. Tienen una oposición tan contraria al Gobierno que ni siquiera se dan el lujo de hacer un análisis con profundidad. Nunca escuché a nadie más hablar de la Ley de Medios. La mencionan de una manera despectiva, como ley de medios K, y nada más. Todos lugares comunes.

–¿Cree que en este momento puede haber grises?

–No, y está bien que así sea. Y me parece muy bien que los actores hayan dejado en claro su posición. Me resulta patético leer y escuchar que no hay libertad de prensa. El otro día Galeano decía: “Los que dicen que no hay libertad de prensa no se dan cuenta de que están haciendo uso de la libertad de prensa que dicen no tener”. Y es así.

–¿Cuáles son las políticas del Gobierno con las que se identifica?

–La Ley de Medios, por ejemplo, había que cambiarla independientemente de la pluralidad y del rompimiento de los monopolios, por algo mucho más simple y es que era una ley que tenía treinta años y en ese momento no existía algo como Internet. Me gusta lo que se hizo con la Asignación Universal por Hijo.

–¿El Fútbol para todos le parece un acierto?

–Tengo una disyuntiva: la idea es buena, pero está mal realizada. Me parece que el Estado está pagando mucho por un espectáculo que no lo vale. Si les das plata a dirigentes de clubes fundidos que no saben manejar dinero, y que lo único que hacen es usarlo para comprar jugadores en lugar de poner al día a los clubes, hay algo que está mal. Con el tema de la minería, también tengo mis dudas.

–¿Cómo analiza a la oposición?

–El otro día leía que lo mejor que tiene el kirchnerismo es la oposición. Y es verdad.

–¿Cómo cree que se informa la gente que lee Clarín o La Nación?

–La semana pasada, Clarín ninguneó a las Abuelas de Plaza de Mayo y no puso en tapa la recuperación del nieto 102. Esta semana tituló con un Twitter de la Presidenta. Clarín debería ser más inteligente. Es verdad eso que dice Juan Pablo Varsky: “Clarín hace el diario en estado de emoción violenta”. Hacen el diario pensando que son los mejores del mundo y que del otro lado estamos los boludos y los peores. A La Nación le tengo más respeto porque siempre estuvo en el mismo lugar. Eso sí, la ideología de Grondona, Ventura, Pagni o Morales Solá me resulta revulsiva.

–Clarín sigue siendo el diario más vendido y TN el canal de noticias con mayor rating. ¿Qué cree que demuestran estos números?

–Cuando alguien tiene a la Justicia que pita siempre a favor es raro. Clarín es lo que es porque, entre otras cosas, convenció a la gente de que no se puede vivir sin Fibertel. Yo tengo Cablevisión y Fibertel, y si no está más pondré otra cosa. Si llevás a tu hijo a un colegio privado y cierra, se terminó la canción. Hacer una marcha por Fibertel es como hacer una marcha por McDonald’s, por la vuelta del Big Mac. Un sector de la clase media tiene conductas colectivas inexplicables. Pedir por el campo o que 100 mil tipos se junten a escucharlo a Blumberg son ejemplos.

A los 21 años, en 1982, el Chavo Fucks se inició en un diario de Berazategui del que se fue porque no le dejaron publicar una nota sobre un ex combatiente de Malvinas que decía haber sido torturado. A partir de allí comenzó una carrera dedicada al periodismo deportivo que lo llevó a trabajar durante varios años en Competencia, el programa de radio conducido por Víctor Hugo Morales. Pasaron algunos trabajos en Canal 7, Rock & Pop y en Telefé Noticias, donde hablaba sobre deportes, hasta que su cara se hizo conocida a partir de su participación como panelista de Indomables –Duro de Domar, en la actualidad– donde jugaba el rol de macho progresista. Una jugada arriesgada que dice haber aceptado en su momento por el simple hecho de no tener trabajo. “Gracias a la tele pude vender mi laburo de manera más masiva. Imaginate que hasta hice un doblaje de una película animada y publicidades. Pero la exposición es complicada y te genera estrés y la necesidad de una contención para bajar a tierra. No porque seas Tinelli, sino porque te hace perder un poco el eje.”

–Mucho se comentó sobre su salida, a principio de año, de Duro de Domar. ¿Cuáles fueron los motivos reales?

–Un día, Diego Gvirtz me dijo que no podía estar discutiendo de política con equis y me sugirió que vaya a hablar de fútbol cada tanto. Pero el día anterior a que Argentina quede eliminada con Alemania yo había escrito una columna en Perfil en donde decía que si la selección no hacía esto o lo otro podía ser goleada. Y el partido salió tal cual. El lunes, cuando tenía que ir a hablar del partido, me llamaron para que no fuera y en mi lugar apareció Mariano Hamilton, que es absolutamente maradoniano, como yo. Segundas lecturas puedo hacer miles.

–En su momento ya había quedado afuera de 6 7 8, ¿cómo sigue su relación con Gvirtz?

–Tiene un discurso respetable con el que coincido en un 60 o 70 por ciento de las cosas, pero se ve que mi visión del fútbol no simpatiza. De 6 7 8 iba a ser el conductor, pero me bajaron Tristán Bauer o Martín Bonavetti, de Canal 7. El programa se iba a llamar Tiradores y yo iba estar con un grupo de panelistas. Iba a hacer un programa de análisis de medios con una bajada política. Me dio mucha pena no estar.

–¿Se puede salir del personaje progre para dirigir un noticiero serio?

–Darío Grandinetti me dijo una vez que cuando hacía Chiquititas le decían que era un boludo. Pero que con esa guita se compró la casa y después trabajó con Pedro Almodóvar.

–¿Y cuál sería su Almodóvar?

–CN23 Central, un lugar en el que se hablan cosas muy serias. Para mí es un master en el que me tengo que esforzar mucho. Es un noticiero muy bueno. Y tiene cosas que me exigen, que son superiores a lo que yo ya tenía. Lo bueno es saber que existe algo que está en las antípodas de lo que muestra TN.

Fuente: Bruno Lazzaro – Revista Veintitres

Informe Show Espectáculos

Tagged with:     , ,

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Look

Rihanna, la nueva chica Armani
Posted in: Look, Protagonistas

Rihanna es la nueva chica Armani. La cantante protagoniza la última campaña de la firma italiana tomando el relevo de la actriz Megan Fox. Como su predecesora, Rihanna muestra la propuestas de Armani de ropa interior y de Armani Jeans. Para realizar este trabajo, Armani puso una condición: que Rihanna se prestara a un cambio […]

Read More

Publicidad

Seguinos en Twitter